Subida a Castrosiero

Categoría: Rutas de Senderismo

 

5,5 Km - Valdelateja - Balneario - Siero - Ermita de las Santas Centola y Elena

 

 

En Castrosiero se conjugan a partes iguales un denso e interesante pasado histórico y un atractivo entorno natural. En lo más alto de esta verdadera acrópolis se alza la ermita de las santas Centola y Elena, un pequeño templo de tradición tardovisigoda, fechado a finales del siglo VIII.

 

Castrosiero constituye un enclave geomorfológico e histórico único en todo el panorama paisajístico burgalés. La peña tiene forma troncopiramidal, se levanta unos 200 metros sobre el nivel del río Rudrón y está rematada por un macizo bloque de calizas turonenses. Su carácter casi inaccesible y su situación estratégica propició que desde los tiempos prehistóricos distintas gentes y culturas —romanos, visigodos, musulmanes y cristianos— lo eligiesen para instalar en su cima puntos de vigilancia y defensa. En Valdelateja hay que tomar el camino que se dirige hacia el balneario. Siempre por la orilla del río y después de cruzar las instalaciones de este establecimiento, se alcanza una pasadera por la que se debe cruzar el Rudrón. En sus cristalinas aguas, repletas de truchas, tienen sus cazaderos algunas parejas de nutrias.

 

Desde el puente parte un sendero que deja atrás el bosque de ribera, formado por alisos, chopos, arces, tilos y sauces, y asciende envuelto por una tupida masa forestal en la que predominan los quejigos. Se llega al primer cruce y se toma el camino de la derecha que continúa subiendo. Sin hacer caso a otra desviación a la derecha se desemboca en la calzada que asciende desde Valdelateja.

 

Antiguo camino

 

Se toma el antiguo camino empedrado hacia la derecha y enseguida se alcanza, al entrar en las ruinas de Siero, un nuevo cruce. También por la derecha se asciende hacia el páramo. Desde lo más alto se divisan unas extraordinarias panorámicas de toda la zona: el meandro abandonado del Rudrón, Castrosiero y su ermita y Valdelateja. Desde este lugar lo mejor es bajar hasta las ruinas de Siero y ascender, siguiendo el señalizado sendero, hasta lo alto de Castrosiero. Buitres leonados, alimoches y águilas reales, entre otras rapaces, sobrevuelan la zona.

 

Santa Centola y Santa Elena

 

En la amplia cima de Castrosiero se alza la ermita de las santas Centola y Elena. El templo es de tradición tardovisigoda, finales del siglo VIII, y presenta una sola nave de planta rectangular con ábside cuadrado en el que se abre una pequeña ventana en forma de aspillera, con arco de herradura y culminada por una inscripción. En la misma se consigna el nombre de los fundadores, Fredenandus y Gutina, la fecha de su consagración, año 782 de nuestra Era, y aparece un elemento decorativo que recuerda el árbol de la vida.

 

El regreso se efectúa por el mismo sendero hasta tomar la calzada medieval empedrada que desciende hasta Valdelateja. Ya en el pueblo hay que pasar junto a la iglesia y cruzar el río Rudrón por el puente de piedra.